Etiquetado: trabajo por cuenta propia Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • Alejo3399 6:25 pm el 01/08/2017 Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , Raúl Castro, , trabajo por cuenta propia   

    Trabajo por cuenta propia: arranca el “perfeccionamiento” anunciado… 

    Cuanto más se empeñan la prensa oficial y hasta el propio Raúl Castro en recalcar que las nuevas medidas sobre el trabajo por cuenta propia no significarán retrocesos, más indicios ofrecen de que lo que viene, al menos, agradable no va a ser. Si se tratara de buenas noticias no harían falta tantas explicaciones, sobre todo porque el cubano promedio solo tiene acceso a una versión mediática del asunto.

    Evidentemente la libertad de empleo que nos regalaron en 2010, cada vez se les va pareciendo más a un incómodo dolor de cabeza.

    La Resolución 22/17 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, publicada hoy en Gaceta Oficial Extraordinaria, dispone la suspensión temporal de la entrega de un amplísimo grupo de licencias (más de 25) , hasta tanto concluya el actual proceso de reformas.

    Otras se cancelan definitivamente, aunque se mantienen en estatus legal para quienes, hasta la fecha, hayan sido autorizados. Entre ellas están la licencia de carretillero o vendedor ambulante de productos del agro y la de comprador-vendedor de discos.

    La primera, además de amparar a un personaje folclórico del paisaje urbano desde el año de la corneta, tiene que ver con la alimentación de la gente: quienes viven en repartos apartados, por ejemplo, dependen de los carretilleros para acceder a frutas, viandas y hortalizas, que de otra forma no consumirían con regularidad.

    Y la segunda, más que a vender discos de uso, siempre se dedicó a la comercialización del Paquete Semanal, que es hoy— a falta de televisión entretenida o Internet asequible—, la principal fuente de ocio regular en la mayoría de los hogares del país.

    A efectos prácticos, la continuidad de ambas es inevitable.

    Sin embargo, el problema no estaría tanto en condenarlas a operar en ilegalidad, como en la posible monopolización del mercado por parte de los afortunados que lograron sobrevivir a la extinción. Lógicamente, esto sería una as bajo la manga para los inspectores y los gobiernos locales, pues los sobrevivientes buscarían a toda costa mantener sus exclusivas licencias, y cederían hasta donde hoy no han estado dispuestos a ceder. (Más …)

     
    • jesus valladares 9:09 pm el 01/08/2017 Permalink | Responder

      Creo que en materia de servicios, en la empresa estatal socialista se detecta semejantes irregularidades. Los administradores se sienten dueños, y actúan como tal. Ejemplo es el desabastecimiento en la oferta a la población por qué lo tienen -contratado- con las paladares. así hay muchos ejemplos. Como se comenta para q un mercado mayorista? si ya existe y es el proveniente de los almacenes estatales.

    • jccollant95 12:52 am el 02/08/2017 Permalink | Responder

      Cuando se darán cuenta que el control del “estado” en los medios de producción y servicios no funcionan, 58 años y medio y no acaban de salir del atolladero donde ese propio régimen los ha llevado.

    • Alberto Junior Hernandez Morales 1:06 pm el 08/08/2017 Permalink | Responder

      no y deja q le vayan pa arriba a los blogueritos esos con negocios de impresiones jajjajaja.

  • Alejo3399 3:28 pm el 24/11/2016 Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , reformas de Raúl Castro, trabajo por cuenta propia   

    2017: vieja y nuevas profecías para Cuba 

    2017_cuba

    Primero me enseñó la espalda: ¡mira como la tengo, mira! La tenía roja, maltratada como si se hubiera rascado con un cepillo de alambres. Dice que fueron las langostas, que tuvo que escondérselas allí para evitar que se las quitaran los policías hijoeputas del punto de control de la carretera.

    Luego quitó la cara de autolástima y en su habitual estado de delirio me contó la más reciente revelación que le hiciera el Sefer Yetzirá: tenemos que irnos pa’l carajo de aquí lo más pronto posible porque “se acerca el final”.

    Un potente terremoto se tragará grandes masas de tierra en el oriente cubano y hará que la ciudad de Camagüey tenga costa en el mar Caribe. Después iba a ser cuestión de horas el colapso del gobierno en Cuba.

    Eso fue en el 2012; profecía de cataclismo y consecuente olor a playa en el patio de mi casa para finales del 2014.

    No sé por qué lo recuerdo ahora, casi acabándose el 2016. Quizás porque ahora faltan dos años para que sea el final del 2018, año en que, según la última y más extendida profecía nacional, deberá cambiar algo en Cuba, mediante el cambio de la persona que manda en el destino de las otras por la persona que simbolizará el mandato del uno sobre los otros.

    Y mucha gente ha puesto en ello su fe, como si la gasificación de una cosa sólida significara que desapareció, o aun algo más además de que ya no estará al alcance de nuestros sentidos elementales.

    Si ahora mismo hubiera olor a playa en el patio de mi casa podría pensar que necesitamos confiar más en las bolas de cristal, pero la playa sigue allá en la casa del carajo… para suerte de millones de orientales que no tuvieron que disputarse el oxígeno trepándose a la cabeza del Martí del Pico Turquino; pero igual para desgracia de quienes han vivido las últimas décadas en Cuba esperando que poderes sobrenaturales o calamidades naturales hagan lo que no hace la gente.

    En su delirio profético los entusiastas de la paciencia tienen ahora mismo la mente puesta en el año 2018, porque en 2018 “se va Raúl” (o dice que se va), y como él se va, pues ya, lloverá jamón en la ciudad, las guaguas se desoxidarán solas, ETECSA se volverá bonita al quedar libre del hechizo de la bruja, y los diputados de la Asamblea Nacional aprenderán a pedir la palabra para decir “yo me opongo”, o bien a gritar “ni cojone” en caso que se la nieguen. (Más …)

     
  • Alejo3399 10:07 pm el 21/11/2016 Permalink | Responder
    Etiquetas: , animales, , plagas urbanas, , trabajo por cuenta propia   

    Cuba: ¡son los bichos, que nos agobian!… 

    20161121_152036

    Como si no fuera suficiente con el clima puñetero, con la falta de Internet y con los precios del tomate, ahora los bichos también la han cogido con hacernos la vida un talco.

    De ello da cuenta nuestra prensa, la oficial, la que siempre refleja los más profundos problemas que agobian al cubano de a pie. Nuestra prensa, por ejemplo, denuncia a cuanto animal inferior se oponga al avance del socialismo próspero y sustentable.

    Esta vez son las abejas ilegalmente instaladas en el techo de un segundo piso quienes ocupan a la prensa nacional. Y no es para menos, porque qué son las abejas si no temibles elefantes con alas que vomitan miel, apuñalan y no dejan vivir en paz a la gente…

    En este caso la gente son siete familias integradas, del habanero reparto Nuevo Vedado.

    Entonces los afectados van y acusan a los bichos en la oficina del Director; es decir, que escriben desesperados a Cartas a la Dirección, del diario Granma.

    Seguramente se animaron a hacer pública su querella tras constatar la premura con que se disolvió una querella similar, meses atrás, pero entre monos y campesinos productores de guayaba, gracias a la sagacidad periodística de Granma, todo un veterano ya en la resolución exitosa de conflictos entre animales y cubanos.

    Según la nota, las abejas diabólicas son atraídas por luces de lámparas y televisores, y pican furiosamente a quienes quieren espantarlas. Razones suficientes para que los vecinos comenzaran la batalla “hace año y medio”.

    Lo primero fue comunicárselo a la delegada de la Circunscripción No. 75”, quien “hizo todo lo que pudo”. Imaginemos que “todo lo que pudo” fue treparse en una escalera con un matamoscas plástico, para después maldecir— entre gritos de “¡bájame de aquí, Cristóbal…!”— la cabrona hora en que sus electores la eligieron delegada.

    Y luego vinieron gestiones y más gestiones en la lucha contra el himenóptero invasor:

    En la Empresa de Control de Plagas hablaron con “la compañera Mileidis”, quien refirió estar ante un caso típico de solución interinstitucional, o sea, que además de Control de Plagas tendrían que involucrar al Cuerpo de Bomberos.

    En el Cuerpo de Bomberos hablaron con “el coronel Isidro”, quien les dijo que no, que en realidad estaban frente a un caso típico de peloteo, y que se fueran a exigirle cuentas a la compañera Mileidis de Control de Plagas…

    Pero en Control de Plagas ya no estaba Mileidis, sino “el compañero Arquímides”, quien reiteró lo dicho por Mileidis, y los empanfletó de nuevo para la casa de los bomberos.

    Entre líneas, el resumen de justificaciones es más o menos así: Bomberos tiene hombres valientes pero no tiene recursos espanta-abejas, y Control de Plagas tiene recursos, pero a sus empleados se les ablandan las rodillas en las alturas. (Más …)

     
    • Alberto Junior Hernandez Morales 4:47 pm el 22/11/2016 Permalink | Responder

      ñoooooo te superaste asere.

    • Alain 12:14 am el 23/11/2016 Permalink | Responder

      Muy bueno e ingenioso como siempre. Los mosquitos se “rebelan” no se “revelan”, a no ser que sean mosquitos “negativos fotográficos”. Escribe más a menudo que a veces nos hace falta más de esto. Saludos,

      • alejo3399 3:19 pm el 24/11/2016 Permalink | Responder

        Listo! …Aunque cañoneando un poco la cosa se podía entender el revelarse ese con V como una especie de metáfora de “dar la cara”, “mostrarse al mundo”,… pero no voy a apretar de esa manera, jejeje. Gracias por la correción y un saludo.

  • Alejo3399 9:21 pm el 17/11/2016 Permalink | Responder
    Etiquetas: , alimentación en cuba, , , mercado agropecuario, , tags economía cubana, trabajo por cuenta propia   

    La venganza del tomate 

    20161117_080054

    El tiempo de frío en Cuba— si es que se le puede llamar “frío” al clima fresco—, tiene una manera peculiar de anunciarnos su llegada. Cuando aparecen los primeros tomates en las carretillas de los revendedores de productos del agro, se puede decir que ha comenzado el invierno aquí, independientemente de la temperatura que haya.

    Se trata más nuestro invierno de esa sensación que te invade al pasar por el mercado y ver los precios enfermizos de la llamada comida sana. Durante el resto del año, normal, no hay nada sano que apetecer, salvo algunas yerbas marchitas logradas a puro pulmón en organopónicos,  pero ya a estas alturas de noviembre comienzan a verse las coles, las cebollas, las habichuelas y sobre todo el tomate. O sea, que duele más tragarse un boniato reseco porque la opción blanda está a la vuelta de la esquina; cerca y kilométricamente lejos a la vez…

    El año pasado, si recuerdan, acabándose noviembre, nosotros el pueblo nos quejamos enérgicamente de esa sensación de frío y desamparo que llega con el invierno, a través de los canales pertinentes: chivateando al prójimo carretillero, escribiendo a la página humorística del diario más solemne del mundo, o poniendo cara de estreñimiento y necesidad frente a las cámaras del reality show Cuba Dice.  Luego, como era de esperar, el gobierno intervinió…

    No intervino, intervinió como solo él sabe intervenir desde la época en que confiscaron cada serrucho de carpintero en nombre del derecho colectivo: fortaleció un puñado de cooperativas desnutridas mediante la ingeniosa colocación del adjetivo “fortalecida” detrás del sustantivo “cooperativa”, les dio a un diploma bonito a los campesinos, a cambio de lo cual estos juraron con los dedos cruzados vender al estado toda su cosecha, y levantó el ánimo y arregló los camiones de ACOPIO, una empresa estatalsocialista a la que todos daban por muerta siguiendo el ingenuo juicio de que para obtener resultados distintos el gobierno tendría que hacer cosas distintas.

    Pensamos eso, que quería resultados distintos, pero en realidad solo quería bajar de precio del tomate durante los meses de enero y febrero, para que en televisión pareciera que nuestro plato importaba, y también para que el Presidente tuviera al menos un línea positiva con que aderezar su amargo discurso de mitad de año ante la Asamblea Nacional. (Más …)

     
    • Alberto Junior Hernandez Morales 3:23 pm el 18/11/2016 Permalink | Responder

      Jajaaaja, genialllll as always.

    • Mar 7:31 pm el 02/12/2016 Permalink | Responder

      Hoy sale más caro ser vegetariano que carnívoro! Menos mal que a mi no me gustan los primeros.

  • Alejo3399 3:07 pm el 15/04/2016 Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , Paquete Semanal, trabajo por cuenta propia   

    Cuba: reformas económicas contra el techo* 

    IMG_20160402_080218

    Cuando se habla de negocios privados en Cuba, lo mismo hable el mainstream mediático internacional, los medios alternativos o en menor medida nuestros medios oficiales, suelen ponerse como ejemplo los más exitosos emprendimientos.

    Una muestra que siempre resulta en restaurantes a los que nadie se atreve a preguntar de dónde sacan la langosta, aplicaciones para teléfonos móviles cuya principal virtud es hacer que los desconectados se sientan un poco menos desconectados, y ese monumento al cañón de tiritas de cuero que se llama Paquete Semanal.

    Nadie parece interesarse— aunque sean mayoría—, en los puestecitos ambulantes de galletas saladas que pululan en la carretera central a la altura de Jatibonico; o en los merenderos que anuncian la venta de “jugo dulce” porque algún burócrata de municipio tuvo a bien prohibir en sus señoríos la venta de guarapo, alegando afectaciones a la industria azucarera.

    Tampoco interesa mucho la cafetería La Recarga, en Camagüey, que no se llama así porque sirva para “recargar” energías, sino porque además de pan con cosa y refresco instantáneo, oferta tarjetas para teléfonos móviles y otros servicios dependientes de la única empresa de telecomunicaciones del país, ETECSA.

    Al verla recordé los locutorios españoles, pensando, claro, en lo que nunca llegará a ser La Recarga bajo los términos que rigen hoy el trabajo por cuenta propia en Cuba.

    Un negocio que mezcle refrigerios con telecomunicaciones, bien mezclados, sería un exitazo inmediato: así hacen ya algunas cafeterías estatales y en el área de recepción de ciertos hoteles, pero al cuentapropista le está vetada esa oportunidad.

    Primero porque ETECSA aún no considera que llegó el momento de expandir su atraco cibernético más allá de plazas, parques, y salas de navegación propias y del turismo. Y segundo porque, de alguna forma, “la mayoría” ha dejado de importar.

    A fin de cuentas el negocio modelo ya está instalado en La Habana, y la prensa oficial le hace una foto de carné de identidad: además de ser pionero en las nuevas relaciones comerciales con los Estados Unidos, tiene hasta un “núcleo del Partido”, según reportaje del Noticiero Nacional. (Más …)

     
    • glrd310150 3:25 pm el 15/04/2016 Permalink | Responder

      Igual yo me pregunté cómo pudo importar el chef desde Canadá el Solomillo que el chef del restaurante que visito Obama pudo degustar.

    • alejo3399 3:31 pm el 15/04/2016 Permalink | Responder

      son cosas que aparecerán en los Havana Papers…. que por cierto, al paso que van las cosas no van a ser 11 millones de documentos, sino muchos más. hay que tener en cuenta que aquí se viola una ley y hay que “tocar” a alguien hasta poara importar un infame cajero electrónico para una cafetería privada.

    • Babujal 3:32 pm el 15/04/2016 Permalink | Responder

      En Cuba hace falta cortar por lo sano desde hace mucho rato. Esa vieja disnastía está carcomida hasta los huesos. Hace falta un aire nuevo. Saludos

    • alejo3399 3:33 pm el 15/04/2016 Permalink | Responder

      ay babujal,… tú sabes cuánto cobra la aduana por entrar al país un aire acondicionado…..???

  • Alejo3399 2:21 pm el 08/04/2016 Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , campaña antivectorial, , ONAT, , trabajo por cuenta propia, zica   

    El Negocio y la Fumigación…* 

    IMG_20160401_094809

    Hace un par de días puse en Facebook la foto de arriba, acompañada por el siguiente texto:

    #ViernesdeFumigacion. Día glorioso para la salud pero nefasto para los negocios. La ONAT debería enterarse. Y rebajarnos 3 o 4 quilos por cada día afectado”.

    Luego, en la calle, un socio desconectado me dice: “qué bolá, te vi ahí conecta’o en el parque, … verdad que ustedes los cuentapropistas ya están que trabajan cuando les da la gana”; y entonces le cuento de la pausa forzada por fumigación, y le muestro la foto.

    Él me dice que no, que soy tremendo exagera’o: que al final la afectación es de apenas una hora de mierda; ¿cuántos clientes se pueden perder en una hora?; ¿cuánto dinero?; ¿qué carajo tiene que ver la ONAT con todo eso?

    Realmente la ONAT no tiene nada que ver con la campaña de fumigación intensiva que vivimos hoy en Cuba para matar la mayor cantidad posible de mosquitos y prevenir la expansión del Zica.

    También es verdad que el impuesto que cobra la ONAT a un negocio michi-michi como el mío, es ya bastante michi-michi en sí mismo como para ponerse a rezongarlo. En una horita de mierda se pierden muy pocos clientes, y cualquier tipo de compensación significaría nada desde el punto de vista material.

    Sin embargo, una consideración tributaria, por ínfima que fuera, sí significaría mucho desde el punto de vista del respeto al cuentapropista como actor económico en la sociedad cubana. Porque a las Tiendas Estafadoras de Divisas (TRD), por ejemplo, las fumigan fuera del horario laboral. Un privilegio exclusivo.

    Además, la ONAT no tendrá nada que ver con la campaña antivectorial, pero tampoco tiene que ver la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) con la aptitud y capacidades intelectuales para estudiar Periodismo en Camagüey, y sin su aval político no es posible hacerlo.

    No tiene nada que ver el Ministerio de Finanzas y Precios con el de Trabajo y Seguridad Social, y sin embargo nadie puede solicitarle una licencia de cuentapropista al último sin haber buscado antes un papelito que dice que no tienes deudas con el primero por una olla arrocera… ¿?

    Hasta donde sé— porque así indica la lógica elemental— para poder pagar una deuda hay que tener dinero, y el dinero se consigue trabajando, y si no te dejan trabajar por tener deudas pendientes, ¿de dónde coño se supone que vayas a sacar dinero para saldarlas? (Más …)

     
    • Jose 3:05 pm el 08/04/2016 Permalink | Responder

      Nadie debe dudar de la probable veracidad del cuento de la embarazada. Cuando mi padre murió en 1993 me pasó algo parecido. En Nuevitas habían dado en los `80 una máscara antigas a cada ciudadano por si ocurría un escape en la planta receptora de amoníaco. Bueno pues no me daban la certificación de desfunción de mi padre hasta que no devolviera la máscara… que ya estaba podrida. Por cierto, en medio de la tristeza del velorio tuve la alegría de que dieran tres cajas por muerto en la funeraria…¡¡¡y yo era el único que fumaba de los 4 hijos de mi papá!!! Y si no fuiste fumador en esos años (dólar ilegal, etc. etc) no sabes lo que eso significó.

    • alejo3399 2:18 pm el 09/04/2016 Permalink | Responder

      Gracias Jose por los aportes. El surrealismo nuestro da para un montón de novelas. Saludos desde Camagüey! Alejo.

    • Jose Collantes 2:41 pm el 09/04/2016 Permalink | Responder

      alejo 3399, soy asiduo a tus artículos ‘nada surrealistas’ -aunque lo parezcan- pero a los que hemos abandonados ese “paraíso realista” hace más de tres décadas pregunto ¿qué quiere decir las siglas ONAT? por lo demás, te sigo leyendo, te felicito.

    • alejo3399 2:58 pm el 09/04/2016 Permalink | Responder

      Oficina Nacional de Administración Tributaria. O sea, los que recogen el dinero en carretas para el cardenal Richeliú.

  • Alejo3399 2:59 pm el 15/05/2015 Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , trabajo por cuenta propia   

    ¿Por qué pese a las reformas la mayoría de los trabajadores de Cuba son empleados estatales? 

    Una vez creí que los cubanos abandonarían en masa sus trabajos en el sector estatal para dedicarse a negocios privados. Esto, aprovechando la primera reforma importante del presidente Raúl Castro que abrió las puertas al trabajo por cuenta propia.

    Pero no fue más que un espejismo en mi paisaje cercano.

    Paralelo a esa apertura, el gobierno anunció un plan de despidos a gran escala para disminuir en 1,3 millones los empleados del Estado.

    Los despedidos no llegaron al medio millón, pero algunos trabajadores se despidieron solos: pasaron de ser jueces a manejar “bici-taxis”, de ingenieros a arregladores de teléfonos celulares, de médicos especialistas a especialistas en la búsqueda de un contrato de trabajo en el extranjero.

    Cerca del 75 % de la población económicamente activa en Cuba aún trabaja en el sector económico estatal, mientras el 25 % lo hace en el privado y se conocen aquí como “cuentapropistas”.

    Un reporte del semanario Trabajadores —órgano oficial del único sindicato legal en Cuba— informa que las actividades más representativas son la elaboración y venta de alimentos, con el 11% de todas las licencias, transporte de carga y pasajeros, con el 10%, arrendamiento de viviendas y habitaciones, con el 6%, y agente de telecomunicaciones, con el 5%”.

    Los datos reflejan el orden exacto de las necesidades y aspiraciones del cubano común: comida, transporte, espacios personales y acceso a la tecnología. (Más …)

     
    • Maria 8:48 pm el 12/06/2015 Permalink | Responder

      sucede que también hay muchas profesiones que no pueden ser ejercidas como cuentapropistas… por ejemplo en las áreas de investigación científica, educación, salud, innovación tecnológica… y por ahi sigue la lista…

  • Alejo3399 1:20 pm el 01/05/2014 Permalink | Responder
    Etiquetas: , , jardineros, , , , trabajo por cuenta propia,   

    Jardín y patio de tierra 

    Celebro el Primero de Mayo: he venido a trabajar aunque hoy pienso cerrar temprano.

    Afuera se oyen consignas que alternan en intensidad con el reguetón del algún bicitaxi, y la sierra eléctrica del vecino cortando losetas para el piso. Pero la ciudad está tranquila.

    Afuera la mayor parte de la gente está y marcha en la Plaza, como de costumbre: llevan pulóveres rojos, casi todos traídos desde Venezuela por familiares que estuvieron allí de misión (algunos pulóveres muestran letreros locos y fuera de contexto como “Gutiérrez para gobernador”). Los organizadores del desfile corren de un lado a otro para evitar los feos vacíos que suelen aparecer entre un sindicato y el siguiente.

    En el parque hay mesitas gastronómicas donde se venden pellys y refrescos de lata de a 10 pesos. Hace calor. Pocos negocios privados están abiertos: un reparador de gafas y espejuelos se sienta en la acera y mira a la gente pasar.

    En el reparto Alturas del Casino un jardinero joven poda arbustos en el portal de una linda casa: retoca en ellos las figuritas de cestos. El tipo lleva guantes, camisa a mangas largas, y trabaja con una profesional podadora de mano eléctrica que no había visto yo nunca antes… como un cuchillo eléctrico para cortar pan, pero más largo.

    Cinco kilómetros atrás, en el reparto Jayamá, trabaja otro jardinero, “el chapeador”. Sesentón, de piel curtida al sol: chapea en patio de tierra. Camisa verde, de militar, abierta. Una máquina eléctrica de hierros oxidados, casera, lo ayuda en su faena; tiene también una guataca (azadón), y un rastrillo de pocos dientes. Cuando las yerbas se pegan al borde de la pared, el chapeador las arranca con las manos: ¿guantes para qué?, me dijo una vez, y me hizo sentir la dura cáscara natural que lo protegía.

    El aire de mayo siempre huele diferente, como si Dios soltara algo raro para ponerlo a uno más pendiente del clima.

     
    • yo 1:50 pm el 01/05/2014 Permalink | Responder

      Mayo,siempre trae una promesa de esperanza y renovación

    • Jose Collantes 4:48 pm el 01/05/2014 Permalink | Responder

      Y el “ganado” de ovejas amaestradas con “pull-over” rojo van al desfile del VA o VAS donde no existe el YO NO VOY.

  • Alejo3399 3:02 pm el 23/10/2013 Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , trabajo por cuenta propia,   

    ¿El desconocimiento de la ley te exime de responsabilidad ante ella? 

    Una frase popular afirma que si el titular de un periódico es una pregunta, la respuesta es invariablemente “no”, sin embargo, y aunque esto no es un periódico, este caso bien puede ser la excepción que confirma la regla. Verá por qué:

    Luego de la entrada en vigor de las más recientes normas para el ejercicio del trabajo por cuenta propia en Cuba, entre otras cuestiones quedó escrita en blanco y negro la prohibición para que los sastres o modistos revendieran ropas importadas, y otra similar para que los vendedores de artículos útiles del hogar comercializaran mercancías industriales adquiridas en la red de tiendas estatales del país.

    Como si no bastara ya la redacción de un cuerpo legal que definiera en alcance qué cosa es el fotógrafo de toda la vida e incluso actividades menos complejas como la del arriero, alguien en Camagüey tuvo la brillante idea de citar a los sastres o modistos y a los vendedores de artículos útiles del hogar para leerles en sus propias caras el párrafo de la resolución que a cada quien le correspondía, tras lo cual debieron firmar un papel como constancia de que habían sido informados de las nuevas disposiciones. Y uno se pregunta entonces ¿estamos en el kindergarten o jugando Monopolio o qué?

    Leer la ley a las personas y comprometerlas por escrito con su cumplimiento no resuelve nada, menos cuando la ley se opone a las dinámicas comerciales no-inmorales que la sociedad ha encontrado para aumentar su riqueza material.

    Nada perverso hay en acercar hasta las comunidades los productos industriales de la tiendas del Estado, como mismo hacen los carretilleros con las viandas del agromercado; ni mecanismos satánicos operan detrás de la venta en Cuba de celulares chinos adquiridos en Panamá y si algo feo hubiera, perfectamente se puede pulir hasta hacerlo potable y parte de la vida económica del país, en tanto la facilita y desarrolla.

    Estas prohibiciones no llegaron acompañadas de explicaciones convincentes; si algo lograrán, por tanto, será el mero retorno de ambos mercados a la ilegalidad de trastienda en que se encontraban antes de la apertura general del trabajo por cuenta propia.

    Cuando se trata de exigir deberes, leer la ley a las personas no puede hacerse sino en tono coercitivo, y no puede ser sino reflejo de que hasta las propias autoridades dudan de la legitimidad natural de las mismas. Ya quisieran muchos cubanos que a alguien se le ocurriese una idea similar respecto a nuestros derechos constitucionales, por ejemplo.

    Desconozco si la iniciativa es de procedencia local o nacional, pero de cualquier manera estrategias como esta me parecen muy alejadas del desarrollo cívico indispensable para la formación de un ciudadano integro, y al caso, de un nuevo actor económico responsable ante sus obligaciones legales.

     
    • Cubano de a pie 2:49 pm el 18/10/2017 Permalink | Responder

      Hay algo de cierto en tus planteamientos a traves de este articulo en cuanto al acercamiento de los productos de las tiendas a las comunidades pero desgraciadamente los TCP acaparan estos productos en las propias tiendas para despues revenderlos a un precio mayor y la deficiencia no solo es el precio superior sino que agotan los productos en la red minorista por ejemplo: ya la cerveza no la encuentras a $1 dolar sino a 1.50. Hace varios meses cunado intente comprar unos luminicos para mi bicicleta delante de mi una persona que yo supongo sea trabajor por cuenta propia compró 2 cajas alrrededor de 200 luminicos por suerte quedaron unos pocos y pude comprarlos. El estado cubano tiene que crear tiendas mayoristas para los TCP y CNA. El estado cubano también tiene que alejarse de esa satanización al caracter comercial de las ropas, telefonos y cuanto articulo sea necesario y todo ello se logra sencillamente a traves de cobro de impuesto. Las personas quieren traer artículos con caracter comercial pues bien que lo hagan sencillamente crea una tarifa de impuestos a cobrar a estos articulos como existen en la mayoría de los países por concepto de importación.

  • Alejo3399 8:39 pm el 02/10/2013 Permalink | Responder
    Etiquetas: , , cuentapropismo en Cuba, , gaceta oficial, , trabajo por cuenta propia,   

    Negocios privados en Cuba: el malestar en la actualización 

     

    “La mayoría de los países mejorarían si los Gobiernos se concentraran más en proveer servicios públicos esenciales que en administrar empresas que funcionarían mejor en el sector privado, (…). Cuando la liberalización comercial- la reducción de aranceles y la eliminación de otras trabas proteccionistas- se hace bien y al ritmo adecuado, de modo que se creen nuevos empleos al ritmo que se destruyen los empleos ineficientes, se pueden lograr significativas ganancias de eficiencia.”

    Joseph Stiglitz.

    Nuevas disposiciones publicadas en la Gaceta Oficial pretenden actualizar el estado legal del trabajo por cuenta propia o iniciativa económica privada en Cuba. El texto caracteriza cada actividad— qué se puede hacer específicamente y qué no con cada licencia…— y autoriza otras que hasta ahora estuvieron vetadas.

    Las regulaciones prohíben la venta de ropa y objetos industriales importados, y también la venta por particulares de artículos adquiridos en la red de tiendas estatales del país. Ambas prácticas hasta ahora gozaban de libertades parciales, aunque la legislación existente no las avalaba.

    Como no existen mecanismos para que un cubano importe calzoncillos y celulares chinos con carácter comercial, fue más sencillo impedir su comercialización que elaborar el cuerpo legal que les permitiera hacerlo, al tiempo que trajera mayores aportes tributarios al presupuesto del Estado.

    La prohibición para revender mercancías compradas en las tiendas estatales, por otra parte, busca evitar el acaparamiento y la especulación, ambos delitos tipificados y proscritos por el código penal cubano.

    Sin embargo, es de temer que la nueva legislación, si se aplica a rajatablas, solo logrará regresar ambos mercados a la negritud en que estaban antes de la apertura del cuentapropismo. Difícilmente un hábil negociante con 5 mil dólares invertidos en equipos electrónicos, zapatillas, pitusas y pulóveres, decidirá perder ese dinero y dedicarse a coser trapos viejos en el portal de su casa, o a derretir pomos plásticos para fabricar palillos de tendedera.

    Un caso puntual bastante notorio de ilegalidad asociada al cuentapropismo es la venta pública de libretas escolares que hasta llevan impreso el sello que anuncia “prohibida su venta”. Esas libretas salen en grandes cantidades de los almacenes estatales, o sea que falla el control en ellos. Intentar contener este tipo de corrupción en el  último tramo de la cadena, el vendedor, y no en los almacenes, es como tratar de atajar a un toro por el rabito y con los ojos cerrados… con pánico a cogerlo por los cuernos.

    En Cuba un delincuente juvenil cualquiera, desertor escolar acaso, puede obtener una licencia para reparar y/o programar equipos de cómputo, e incluso puede llegar a poner sus manos sobre costosos ordenadores de empresas estatales sin que para ello deba presentar documento alguno que certifique su preparación técnica. Esto, lógicamente, provoca estafas, broncas, malestar y recondenación.

    Conozco personas que contrataron servicios de estos “arréglalotodo” y fueron víctimas de cambios inconsultos de piezas buenas por malas, y otros que perdieron definitivamente sus equipos porque los “profesionales” los utilizaron para aprender a reparar lo que se supone deberían saber de antemano.

    Tampoco es necesario mostrar siquiera el certificado de graduación del 6to grado para solicitar una patente de Mecanógrafo o Gestor de Trámites, actividades que demandan habilidades y conocimientos básicos de Lengua Española y Matemáticas, respectivamente.

    La higiene en los timbiriches gastronómicos es otro asunto que debería ocupar más a los legisladores del cuentapropismo. En total asquerosidad muchas cafeterías ostentan orgullosas sus Licencias Sanitarias, lo cual provoca cólera y demás puercas enfermedades. Otras ofertan pan con hamburguesa y resulta que el producto real es pan con croqueta aplastada (…en forma de medallón), ¡sin una solita molécula de carne! En cualquier mundo eso se llama estafa al consumidor, y a nadie aquí se le retira la patente por pasarle gato por liebre al cliente,…acaso porque en las cafeterías estatales también ocurre lo mismo.

    Si los mecanismos de inspección gubernamental buscaran la protección de los intereses del ciudadano/cliente /consumidor deberían atender primero la calidad de los productos, la preparación técnico- profesional del personal, y también los precios y las tarifas: sin llegar a regularlos totalmente se podrían pautar topes en correspondencia con los tributos y con el precio real de las materias primas.

    En esta ciudad, por ejemplo, se extendió el arrendamiento de locales de la Empresa de Servicios Técnicos y del Hogar a cuentapropistas, sin que pasara por la cabeza de nadie un gramo de intención favorable a la población. Casi todos los parqueos de Camagüey (incluyendo los de Hospitales) ahora son administrados por particulares, que duplicaron, triplicaron y hasta cuadruplicaron la tarifa del servicio alegando los altos impuestos por arrendamiento. Así, si usted tiene un familiar ingresado en el Hospital Materno debe pagar 5 pesos MN por cada noche que su bicicleta esté en ese parqueo: 5 pesos MN significan 1/4 del salario diario promedio de un trabajador camagüeyano.

    Al principio,…cuando era el verbo y el impulso, todo resultaba muy sencillo para obtener las licencias. Sin embargo la vieja burocracia pronto engulló el nuevo sistema y ahora mismo la sinrazón y la completa estupidez crecen como la yerba mala.

    Digamos que usted vive en una calle del centro histórico de Camagüey, en la zona declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, y pretende obtener una licencia para dedicarse a la actividad conocida oficialmente como Gestor de Viajes, y popularmente llamada Gritón de Terminal. Antes de solicitar su patente, usted debe pasar por la oficina de Comercio Interior para que le den un “Hago Constar” de que usted no tiene deudas referentes a los equipos vendidos durante la Revolución Energética. Después debe presentarse en la Dirección Municipal de Planificación Física con un papeleo que incluye fotocopia de la propiedad de la vivienda, para que allí le certifiquen— previa consulta con la Oficina del Historiador de la Ciudad— que su actividad no implica la modificación física del inmueble que habita…. ¡Y este paso es obligatorio aunque su actividad sea Tenedor de Libros o Amolador de Tijeras!

    Luego de obtener la licencia— con suerte semanas después— debe usted inscribirse como contribuyente en la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT), venciendo las mil y una colas en oficinas donde a duras penas alcanzan las sillas, las sombras y las paciencias de todo el mundo.

    Ahí es cuando uno se pregunta si la voluntad política de actualizar la economía cubana va por el camino del avance, y si la declarada lucha contra la burocracia y la ineficiencia que generan corrupción de verdad figuran como una prioridad para las autoridades del país.

    No obstante al malestar que generan el papeleo por gusto y las prohibiciones absurdas, muchos cubanos han visto en el trabajo por cuenta propia la solución a sus problemas de empleo, lo cual es más de lo que pueden decir otros cubanos. Sectores profesionales como los médicos, periodistas, veterinarios, arquitectos y maestros, quedaron desfavorecidos en esta ola en que la gente puede comenzar aquí a vivir de lo que saben hacer, y continúan dependiendo pues del invento y la maraña, de la misión en el exterior, de la corrupción y del regalito para hacerse de un proyecto de vida económicamente colorido.

     

     

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar
A %d blogueros les gusta esto: