Pruebas del Ingreso le cogen el gusto a ser noticia en Cuba

Otra vez algo sale mal con las Pruebas de Ingreso a la Educación Superior. Ahora fue un error nimio, de enfoque, que sería menos nimio si el examen en cuestión no hubiese sido el de Matemáticas, una ciencia exacta, según la ciencia.

Una nota oficial del Ministerio de Educación Superior, publicada en el diario Granma, dice que la pregunta No. 4 “pudo dar lugar a varias interpretaciones”. Sin embargo, y para bien de los involucrados, se decidió otorgar todo los puntos posibles solo por responder correctamente el inciso a) de la pregunta, eliminándose el inciso conflictivo.

El pasado año un caso de fraude académico asociado a la prueba de marras se adueñó de la pasarela nacional, propiciando un abierto debate público al respecto, que culminó con una pila de gente presa, no sin antes desquiciar a un montón de estudiantes que debieron repetir el examen, hubiesen o no sido partes del fraude.

El güijólogo y teórico de la conspiración Exclerosio Valdés declaró en exclusiva con Alejo3399 que la culpa es de las propias pruebas, que ahora se cambian las letras y los números ellas solas, porque “le han cogido el gusto a ser noticia, y van a hacer todo lo posible por seguir en primera plana”.

Dijo además que una fuente cercana al Ministerio reveló que se evalúan estrategias para evitar la futura ocurrencia de errores o cambalaches comerciales.

“Hasta ahora la alternativa mejor acogida es la de eliminar completamente la competencia justa, y otorgar el ingreso a las Universidades a través de un escalafón que excluya lo académico: la lista se hará por méritos extracurriculares, en procedimiento bastante parecido al de la ubicación laboral en algunos centros universitarios”, explica Exclerosio mientras mira al vacío y se rasca la nariz, por dentro.

De triunfar esta controversial línea de parametración, el estudiante que más grite, juegue fútbol, recite décimas de propia inspiración, o se tome en serio su papel de representante de “nuejtravejdaderasociedácivil”, tendría mayores chances de obtener una carrera universitaria.

Por otra parte el Centro de Ingeniería Genética y Botecnología (CIGB) anunció que trabajará en un fármaco para tratar la nueva enfermedad conocida como “estrés postraumático posprueba de ingreso de matemáticas”, en los adolescentes que la sufren. Aunque los síntomas más evidentes son sudoraciones, temblores, vómitos y diarreas de pendejería, se reportan casos de alucinaciones y pesadillas recurrentes con el locutor Serrano transformándose en monstruo peludo, y diciendo en la Televisión: “¡ponchados todos…!” , entre risas horrorosas y conga de Arnaldo y su Talismán a fondo.

Al calor de estos acontecimientos ha surgido una nueva organización de la Sociedad Civil: el CFPDC (Consejo de Futuros Padres Desesperados de Cuba) quienes dijeron que–ante la incapacidad demostrada de que un examen de matemáticas salga bien– elevarán al Ministerio de Educación una propuesta formal para que ubiquen esa prueba de última en el calendario. Con ello pretenden evitar que sus hijos lleguen a las de Historia y Español-Literatura totalmente desconcentrados por los primeros síntomas de la enfermedad.