¡McDonald’s llega a Cuba!

McDonalds_camaguey_cubaLa cadena de comida rápida McDonald’d se ha colado discretamente en el mercado cubano, aprovechando dos ventajas fundamentales: la nueva Ley de Inversión Extranjera, y las ganas que tiene la gente de comerse una hamburguesa, a lo cual muchos apátridas y malagradecidos llaman “hambre”.

La primera instalación de la franquicia fue inaugurada en la ciudad de Camagüey, sin las aglomeraciones postsoviéticas o el estruendo mediático que algunos huebiesen esperado.

Pasa que hay que comer de pie para honrar el concepto original de la “fast food”. Tampoco se ha perdido de vista la esencia de nuestra idiosincrasia gastronómica, mediante la croquetización de la carne y la absoluta exclusión de las papas fritas.

Expertos del cuentapropismo cubano temen un pautalino desplazamiento del mercado de los productores locales de pan con timba (conserva de guayaba), quienes marcharán este Primero de Mayo con pancartas que exigen la inmediata expulsión de la competencia internacional. Otras pancartas exigen el fin del Bloqueo o embargo norteamericano a Cuba, e invitan a invertir en los más diversos renglones de la economía nacional.

Asimismo los emporios del refesco instantáneo Coracán y Coral ya estudian alternativas para enfrentar la posible arremetida de Coca-Cola. El primero ha encomendo a sus laboratorios investigar el efecto comercial que tendría añadirle sabor a las bebidas, y el segundo considera acciones originales de marketing como sistituir sus envases de nylon por botellas plásticas o de cristal.