Error

En en el post del 3 de diciembre (Corrupción y prensa quieta) segundo y tercer párrafos, donde se lee “carboncitos” debió decir “cabroncitos“. En el penúltimo párrafo aparece la palabra bien escrita. Ofrezco disculpas por el dislate, a nombre mío que debí corregir mejor el texto, y a nombre del corrector automático del Office 2007, que a cada rato me la juega feo: otra vez me cambió el nombre de Kelvis Ochoa por el de “Pelvis” Ochoa.
Suerte y salud pa’ to’l mundo, Alejo.