Camagüey for sale

Hoy ha ido un día tenso para muchos habitantes de esta ciudad. Una familia local decidió pintar letreros antigubernaentales de tamaño considerable en el interior de su vivienda, a lo cual sucedió una respuesta poco civilizada de algunas personas que incluyó el lanzamiento de al menos un huevo contra la casa en cuestión. ¡Y yo que pensaba que la tiradera de huevos había pasado de moda!. Ignoro otros detalles del asunto, pero puedo asegurar que situaciones como esa generan nerviosismo, alteración y todo tipo de desarreglos emocionales en una población como la de Camagüey, acostumbrada a la calma y a la ausencia de chanchullo público entre disidentes y militantes. El llamado de este blog es pues, y siempre, al respeto mutuo entre los que confrontan ideologías y/o intereses, pero sobre todo al respeto sagrado por los que tratamos de vivir tranquilamente en esta ciudad de todos. Ya bastantes jodederas tenemos con la burocracia, el calor, y las tarifas de la Cuban Telephon Company (ETECSA).
Los dejo entonces — a manera de mantra budista–, con esta breve selección de “Se vende” a la camagüeyana: