Fumando voy mejor

Desde hace una semana estoy actualizando este blog por e-mail, de modo que no puedo responder sus comentarios; tampoco los del facebook, pero los agradezco, especialmente a los fieles de siempre; ofrezco entonces disculpas por mi deficiente-nula de conectividad.
Propongo hoy una canción del joven trovador William Vivanco, de cuando era un negrito culturoso, flaco y con dreadlocks, que canturreaba melodías por las calles de Santiago de Cuba. De cuando aun no hacía discos en función del mercado turístico. Dedicada entonces a los “pelados uniformados”, una definición sin dudas muy clara, que alude también a nuestros socios de siempre “los buscadores de piojos”, como los ha identificado el periodista y bloguero vertientino Luis Enrique Perdomo Silva.