Esperar

Esta canción se llama “Esperar”, de Erick Sánchez. Les repito que las pongo en este blog porque se me ocurrió googlear su nombre + lyric y no aparece casi nada suyo en Internet. Además cuento con que muchos de ustedes no conozcan sus canciones. Si lo aburro con esta trova avisen: chillen sin pena… que yo sé que ustedes son de raza….
———————
Mi padre a mí me enseñó que,
cuando íbamos a cazar,
la regla número uno,
era saber esperar,
que había que hacer silencio pa’ que no te descubrieran,
y usando de camuflaje,
todo lo que se pudiera…
Y esperar, esperar, esperar… a mí que me desespera…
esperar, esperar, esperar… pregúntaselo a Mandela…
Cuando yo era chiquitico me enseñaron en la escuela,
lo del igualitarismo,
que me dejó la secuela.
Cuando Nicolás Guillén que tenía en su poema,
lo que se acabó de pronto y Martí me lo prometiera…
Y esperar, esperar, esperar… lo dice Milán Kundera…
esperar, esperar, esperar… en una de sus novelas:
¡Qué insoportable es la levedad,
y qué suerte que no existe la inmortalidad,
y si en otra parte la vida está,
yo me quedo con la broma de tu eternidad!
A esperar, esperar, esperar… y aguantando mucha muela…
esperar, esperar, esperar… vacílame las ojeras…
de esperar, esperar, esperar… y haciéndolo con cautela.
¡Y la muela vizca me la tiene pelá…,
y con fuego lento no me ablandan!:
de pelea soy un gallo,
respetuoso del caballo,
yo pongo la espuela y él pone la patá…
el asunto estriba en que siempre hay otros animales,
que son falsos sementales,
y nos condenaron a este corral,
a esperar, esperar, esperar… a mí que me desespera…
esperar, esperar, esperar… pregúntaselo a Mandela…
Esperar, esperar, esperar… y haciéndolo con cautela.