Canción a un amor ridículo

De vuelta hoy con Erick Sánchez. Resulta que las letras de sus canciones no aparecen muy fácilmente en Internet, entonces las pongo yo, y mientras le hago a él el favor de la publicidad gratuita, les muestro a ustedes algunos de los temas músicales preferidos por los jóvenes cubanos.
Esta se llama “La canción de los amores ridículos“, y clarísimamente está dedicada a “una mujer”.
———-

No gastes más dinero en vigilarme,
ni saliva en recordarme,
lo que pa’ mi no es obligación.
Tú sabes que pa’ ti yo hago teatro,
y que ya llevo bastante rato,
asimilándote la cuestión.
Y tu historia pinta decadente,
y oigo mucho ruido en el ambiente,
pero será que seguramente,
tú eres jebita televidente,
fanática a la ciencia ficción.
Que me empujas tu monotonía,
haciéndote la que no sabías,
que eres la clínica del dolor.
Y me jode que haya mucha gente,
que te mire con facinación,
pero los hombres son una fobia,
na’ má te quieren tener de novia,
pa’ aprovecharte la posición.
Todos piden papeles de tu novela,
y tú complaces a la clientela,
que se menea por el guión…
Tanto lío y pa’ que un día te vayas de repente,
y se acabe el sacrificio de esta relación,
tú no sabes la profundidad ni la corriente,
de este río en que tu fuego ardía y se apagó.
Ahora que tu palabra me da lo mismo,
que no provocan el espejismo,
que en otro tiempo me cautivó.
Ahora que ya tu equipo está en los finales,
de la copita de los mundiales,
que pasan en la televisión…
Yo sigo cantando en los solares,
y tú en tu casón de Santo Suárez
con la antenita de los canales,
que no te enteras de lo que vale,
lo que profesa mi corazón…
Tanto lío y pa’ que un día te vayas de repente,
y se acabe el sacrificio de esta relación,
tú no sabes la profundidad ni la corriente,
de este río en que tu fuego ardía y se apagó.
….tú no sabes la profundidad ni la corriente,
de este río en que tu fuego ardía y se apagó….
….de este río en que tu fuego ardía y se apagó….